Comisión de expertos internacionales que analizó la zona advirtió que lo que haya afectado la parte derrumbada podría replicarse en la segunda.

Los tres ingenieros estadounidenses miembros del Instituto Americano del Concreto que visitaron la zona concluyeron que la parte del puente que aún está en pie presenta un riesgo latente de colapso.

“Ellos han podido detectar que el puente actual digamos que está presentando un agrietamiento que puede hacer inminente el desplome de esta estructura”, señaló el ministro de Transporte, Germán Cardona.

Por eso, el Ministerio de Transporte le informó al concesionario Coviandes para que de inmediato tome las medidas para garantizar la vida de las personas que trabajan en la zona.

El presidente de la ANI explicó que los expertos norteamericanos tienen amplia experiencia en estructuras colapsadas de todo el mundo y que entregarán su informe en una o dos semanas.

Fuente: Caracol Radio